martes, abril 01, 2008

Dolor… Tan callado vienes que ya no te conocía.



Me enamoré
Fue solo eso,

Perdí
Quizá más de lo que invertí

Lloré
Por mí, por ti,
(Por él o ella)

Sigo en el suelo…
Espero no haya mas fondo

Mi fe.
Solo la sombra de lo que era

Culpabilidad
El peor tormento
(Si existe el infierno)

Perdón
A quien no nació.

Perdón.

4 comentarios:

jCarlos dijo...

Hola, gracias por visitar mi humilde blog, es un honor te nerte por alla, yo estare por aqui leyendote en lo adelante, gracias y un abrazo desde Rep. Dominicana.

Enzo Antonio dijo...

Que hermoso amiga,
deberías escribir más seguido, así sería un placer llegar cada vez por acá.
Muuuchos cariños.

MIRNA CABRERA dijo...

Si tuvieramos que pedir perdón por amar, viviramos de rodillas con los brazos hacia el cielo esperando una señal para poder avanzar.

El amar es un don y sólo los de buen corazón tienen la dicha de conocer.

El consuelo que tenemos es que cada día podemos amar mejor y dar lo mejor. En vez de cualparnos por los atardeceres que ya pasaron, habrá que agradecer por cada nuevo amanecer (mientras los podamos ver), pues cada uno es el nacimiento de una esperanza.

La vida es magica y sabe cuando es el momento de hacer su aparición.

No hay que perder la fé. Así que aferrate a un amigo o a un buen libro para no perderte entre infiernos

TE QUIERO MUCHO AMIGA

Jose dijo...

Pagamos un precio por todo, entonces por qué no volver a bajar al infierno y cielo del amor. Tiempo, tan sólo eso, es lo que tiene que pasar. Saludos